SUSTRACCIÓN DE MENORES

La sustracción se presenta cuando algún familiar del menor lo aleja de sus padres o de alguno de ellos de forma ilegal. La sustracción puede ser realizada por cualquier familiar del menor, sin embargo, lo más común es que la efectué alguno de los padres sobre todo cuando están divorciados o están en planes de hacerlo, está es la razón por la cual la sustracción se ha convertido en la principal causa de que todos los días niños sean alejados de sus hogares. Esta figura NO debe ser considerada secuestro ya que en la sustracción es solamente alguno de los padres quien quita del otro la presencia de su hijo.

Sin embargo, la sustracción de menores es considerado DELITO y las autoridades mexicanas y norteamericanas se coordinan para poder llevar a cabo acciones para que se pueda localizar rápidamente al menor en cuestión. Es por eso, que bajo ninguna circunstancia, puedes llevarte a tus hijos fuera del país del cual son ciudadanos, sin el consentimiento del padre o de la madre, en el caso de que tengan una custodia compartida.

En el caso de que alguno de los padres diera el permiso al otro para llevarse a los niños ya sea a México o a Estados Unidos, debe respetarse el tiempo que se otorgo para que el menor permanezca allá, ya que si no es así, se considera como sustracción de menor. Existen muchas causas por las cuales alguno de los padres emplea la sustracción o amenaza con llevarla a cabo, principalmente lo realiza en tres circunstancias:

1.- Cuando su pareja le pide el divorcio

Cuando en la pareja, uno de ellos pide al otro el divorcio, esto puede ocasionar temor a que le “quiten” a sus hijos y por ello decida sustraerlos antes de que la otra persona pueda hacer algo, también es muy común que amenace al otro con llevárselos en caso de comience el trámite de divorcio, lo que hará a la otra parte desistir de llevarlo a cabo. Por estas razones muchas parejas viven con miedo a llevar a cabo cualquier trámite que implique el divorcio, sin embargo, la ley puede darnos cierta protección mientras se lleva a cabo el divorcio y el juez decida quien será quien tenga a su cargo la custodia del menor.

Para esto, se debe solicitar ante un juez civil una medida llamada “custodia de menores”, se puede pedir durante el divorcio pero también ANTES de comenzar el mismo, lo que implica que la otra parte aun no sepa sobre la demanda y no trate de hacer nada.

En esta solicitud ante el juez se le pedirá que los hijos queden a cargo de otra persona en un lugar fuera del hogar, hasta en tanto se dicte quien tenga la custodia, esto nos dará la seguridad que de que la pareja y el juez decidirán el lugar y las personas en que los hijos estarán resguardados, algunas veces los hijos también darán sus razones y en todo caso el Ministerio Público velará por la seguridad de ellos. Es muy importante tomar en cuenta que forzosamente debemos llevar a cabo la demanda de divorcio a la brevedad posible o de lo contrario no habrá servido de nada llevarla a cabo.

2.- Cuando una vez terminado el divorcio no se le ha dado la custodia a esta persona.

En este caso, el padre que no haya tenido la custodia de los hijos tendrá mayor temor a ser alejado de ellos, porque ya no se sentirá parte de la familia y esto puede orillarlo a pensar en la idea de sustraer a sus hijos para ser él quien cuide de ellos, es difícil saber cuando esto ocurrirá, pero podemos llevar a cabo ciertas medidas para prevenirlo:

1. Buscar una relación cordial con el otro padre a fin de que evite situaciones de venganza.

2. Procurar la comunicación con él, tomando las decisiones en conjunto sobre sus hijos. Esto le hará sentir que aun es parte importante de sus hijos.

3. Vigile lo que hacen pero sin convertirse en un guardián constante, esté al tanto de lo que hace, a donde va, pero no lo acose.

4. Manténgase en constante comunicación con sus hijos hágales sentir confianza de contarles lo que sucede para que ellos le digan a su vez lo que ven.

5. Hábleles a sus hijos, dígales que los aprecia, no les haga pensar que alguno de los padres es culpable del divorcio y sobre todo dígales que hacer en caso de que se vean alejados de usted.

6. Investigue de forma sutil que es lo que su ex pareja hace, indáguelo como en cualquier conversación a fin de que pueda saber que es lo que pasa a su alrededor, pero si el no quiere decirlo no lo presione, busque que haya confianza entre los dos.

7. Fotografíe a sus hijos por lo menos cada seis meses, hágalo con más frecuencia si su hijo es aun un bebé.
Estas medidas serán de utilidad en caso de un divorcio, sin embargo no se mantenga con confianza, la sustracción puede ocurrir aun tomando estas precauciones y en caso de que se presente lo ideal es actuar con calma, dar aviso a las autoridades y a nuestros conocidos, entre más rápido se actúe más fácil será tener a su hijo de vuelta a su lado.

La Secretaria de Relaciones Exteriores es la autoridad Federal encargada de llevar el seguimiento de los casos de sustracción, sin embargo, puedes dirigirte a las oficinas Estatales de Atención al Migrante de tu localidad , en donde se te atenderá para que seas asesorado y ésta notifique a la SRE sobre tu caso y así se puedan llevar una pronta acción que favorezca a la recuperación del menor.

Debes saber que es sumamente necesario que actúes rápido al haber sido sustraído tu hijo(a), ya que de esta manera podrá agilizarse más la búsqueda, NO dejes pasar mucho tiempo en avisarles a las autoridades respectivas para que realicen una labor oportuna.

El Gobierno de los Estados Unidos ha designado a la “Oficina de Asuntos de Menores” del Departamento de Estado como la autoridad central encargada de los casos de sustracción de menores. Mayor información sobre la Oficina de Asuntos de Menores y sobre la sustracción internacional de menor esta disponible en el sitio Web del Departamento de Estado:

[list style="note"] [/list]